Lurdeia, una casa con encanto

Esta tierra que pisáis os sustenta acogedora. Esta casa os saluda con simpatía. Sus moradores os desean una estancia tranquila y placentera.

Soy una casa acogedora siguiendo la tradición que siglo tras siglo nuestros antepasados han mantenido en este País. Y el mar y la luna lo pueden atestiguar. Cuando no salga el sol y tenga poca fuerza será mi fuego quien os caliente.

Y si hay suerte la lluvia os bendecirá.

Estos somos nosotros

La etxekoandre soy Agapi; El etxekojaun era Manolo. La edad y la experiencia nos sitúan en la presidencia de esta casa como eslabón de memoria y tradición.

Este grupo de hijos y amigos somos Iosu, Rober, Alberto, Iñaki y Tomás. Y estamos a vuestra disposición.

También os presentamos a una comunidad que convive en esta casa con todos nosotros, Zuri el perro, Maite, Biotza y Naiara la perritas, Aitor el cerdito, Baztan el gato, las gallinas...

La Casa

  • Lurdeia, la casa que será vuestro albergue y refugio.
  • El dolmen, como pórtico del tiempo, nos abre al pasado y a la eternidad.
  • El lago, donde la lluvia se queda con nosotros siendo espejo de agua que duplica el paisaje y el cielo.
  • Los invernaderos, que propician un microclima protector a esos retazos de huerta.
  • Los gallineros, espacio de una comunidad vivaracha y simpática.

Noticias